Saltar al contenido
Las Mejores Aspiradoras

¿Por qué mi aspiradora no aspira? Los fallos más comunes

aspirador no aspira

¿Tu aspiradora ha dejado de funcionar sin previo aviso? Son muchas las personas que nos escriben pidiéndonos consejo con mensajes como: ”Mi aspiradora hace mucho ruido”, “se apagó la aspiradora”, o “se calienta la aspiradora”.

Esto es muy habitual en aspiradoras que llevan muchos años funcionando. En muchas ocasiones, esto puede ser una señal para indicarnos que ha llegado el momento de cambiar de aspiradora.

Hoy vamos a analizar los fallos más comunes que pueden provocar que una aspiradora deje de funcionar. Recuerda que una buena limpieza de filtros y un vaciado regular del depósito de almacenaje pueden hacer que tu aspiradora dure mucho más tiempo.

Mi aspiradora hace mucho ruido

Mi aspiradora hace mucho ruido”. ¿A quién no le ha pasado esto alguna vez? Este es uno de los problemas más habituales en las aspiradoras. Si te ocurre esto, lo primero que debes hacer es comprobar que la bolsa o el depósito de almacenamiento no esté completamente llena.

Aunque parezca algo obvio, en muchas ocasiones nos olvidamos de vaciar la aspiradora, lo que provoca que se sature y comience a hacer un ruido extraño. Así que antes de llamar al servicio técnico para decirles: “mi aspiradora hace mucho ruido”, haz esta pequeña comprobación rutinaria.

Si tu aparato no está lleno y sigues pensando: “mi aspiradora hace mucho ruido”, puede que lo que ocurra sea que alguna parte esté bloqueada. En ese caso puedes comprobar tanto el filtro como la boquilla o el tubo de succión para asegurarte de que no haya ningún objeto obstruyendo su correcto funcionamiento.

Haz estas comprobaciones una por una para descartar cualquier bloqueo provocado por un objeto extraño.

Se apaga la aspiradora

Este es otro de los fallos más comunes en las aspiradoras. Si se apaga la aspiradora puede que exista algún problema de sobrecalentamiento, o que hayamos aspirado elementos que no admite la aspiradora, como piedras o escombros de una obra casera.

En este caso, se apaga la aspiradora porque estos desechos pueden introducirse en el motor del aparato y quemarlo, algo que no tiene fácil solución.

Otra de las causas más habituales para que la aspiradora se apague puede ser un fallo en la batería. Esto es más común en las aspiradoras portátiles o en los robots aspiradores. Comprueba siempre que tu aspirador se cargue de manera correcta y completa. Si aun así notas que se apaga, consulta con tu servicio técnico porque quizá necesite una reparación.

Se calienta la aspiradora

A veces notamos que la aspiradora huele a quemado, o que su temperatura es muy alta y no podemos casi ni tocarla. Esto se debe, normalmente, a un sobrecalentamiento. El sobrecalentamiento puede ocurrir por varios motivos.

Si después de notar que se calienta la aspiradora ves que se apaga, esto puede estar provocado por los sistemas de seguridad del aspirador. Cuando detectan una temperatura muy elevada se apagan para proteger al motor.

El sobrecalentamiento puede ocurrir porque la tubería de succión se encuentre bloqueada por algún objeto, o cuando la pisamos sin darnos cuenta.

Otras de las causas más comunes para que se caliente la aspiradora puede encontrarse en los filtros o en las bolsas, cuando se saturan de suciedad y polvo. Si quieres evitar cualquiera de estos problemas, guarda unos minutos después de cada aspirado para vaciar tu aspiradora, limpiar los filtros y revisar que ningún objeto se haya quedado atrapado en los tubos.

Si ninguna de estas soluciones ha podido solucionar el problema de tu aspirador, quizás sea el momento de plantearte comprar una aspiradora nueva. En Mejoresaspiradoras.info analizamos y comparamos todos los tipos y modelos de aspiradoras para ayudarte a elegir la aspiradora con mejor calidad precio que se ajuste a tus necesidades.